Datos personales

Mi foto
Me lo diagnosticaron en el Hospital de Enfermedades Reumáticas en Barcelona. Desde el año 2001 soy paciente del Servicio de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Clínico de Barcelona. Socia y voluntaria en “ACLEG” (Asociación Catalana de Lupus Eritematoso Generalizado) en Barcelona. Desde hace unos años, sigo con interés toda la información que pueda tener relación con lo que a mi me afecta sobre la misma. Lo describo como LUPUS y SUS ASOCIADOS (Sindrome de Sjogren, Fibrosis Pulmonar, Sindrome de Jaccoud, etc.) He pensado en hacer este "blog" para que la información que vaya encontrando (noticias, jornadas, opiniones, experiencias, etc.) compartirla con todos los que estéis interesados.

sábado, 11 de octubre de 2008

La radiación ultravioleta que emiten las bombillas de bajo consumo podría empeorar dolencias como el lupus, eczenas y la porfiria.

Comentario: Espero se cumpla la normativa (como mínomo ya sabemos que no tenemos que comprarlas).

Las bombillas de bajo consumo que presentan riesgos para la piel son las que llevan a la vista los tubos y si se utilizan en distancias inferiores a cinco centímetros.
Fueron precisamente enfermos aquejados de estas dolencias los que motivaron el estudio. De acuerdo con la investigación las bombillas peligrosas son las que llevan a la vista los tubos, y sólo si se utilizan a distancias inferiores a cinco centímetros, como puede ocurrir con lámparas de mesa o lectura.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues perdona que te diga, pero se supone que las bombillas fluorescentes emiten mas UV que las de bajo consumo:
" Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, (EPA), esclarece esta cuestión: el nivel de radiación ultravioleta que producen estas bombillas es bajo, y menor que el de fluorescentes tradicionales"