Datos personales

Mi foto
Me lo diagnosticaron en el Hospital de Enfermedades Reumáticas en Barcelona. Desde el año 2001 soy paciente del Servicio de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Clínico de Barcelona. Socia y voluntaria en “ACLEG” (Asociación Catalana de Lupus Eritematoso Generalizado) en Barcelona. Desde hace unos años, sigo con interés toda la información que pueda tener relación con lo que a mi me afecta sobre la misma. Lo describo como LUPUS y SUS ASOCIADOS (Sindrome de Sjogren, Fibrosis Pulmonar, Sindrome de Jaccoud, etc.) He pensado en hacer este "blog" para que la información que vaya encontrando (noticias, jornadas, opiniones, experiencias, etc.) compartirla con todos los que estéis interesados.

domingo, 22 de julio de 2007

Enfermedades reumáticas: Un ataque al aparato locomotor

Fuente: Henry Mejía
salud@laprensa.com.sv


Las enfermedades reumáticas son varios padecimientos de diversas naturalezas que pueden afectar o dañar al aparato locomotor, es decir, huesos, tendones, articulaciones, músculos, ligamentos y nervios.


Los profesionales de la medicina afirman que las personas tienen en sus mentes una concepción del reumatismo, el cual generalmente se refiere al dolor en alguna parte del aparato locomotor.

“Pero reumatismo puede ser sensación de estar tieso, de amanecer rígido por las mañanas. Puede considerarse también una falta de movimiento en alguna parte del cuerpo (rodilla, mano u hombro), una deformidad o un cambio de coloración o forma de cierta parte del cuerpo”, explica Raúl Antonio Aragón Laínez, médico internista y reumatólogo salvadoreño.

Son muchas las manifestaciones malestares o sensaciones anormales que alguien puede sentir en su cuerpo, en el caso de las que afectan al aparato locomotor, son llamadas enfermedades reumáticas, las cuales pueden ser de varios tipos: de naturaleza inflamatoria, llamadas también inmunológicas o autoinmunes.

Lo ocurre con estas es que el sistema del defensa del cuerpo se desordena y empieza a fabricar sustancias en el organismo que atacan, por ejemplo, a las articulaciones. Es decir que, en lugar de defenderlo, el sistema ataca a la persona. “Esta inflamación en las articulaciones se conoce como artritis. Cuando ataca los músculos y los inflama, se le llama miositis”, amplía Aragón.


Otras enfermedades de este tipo son el lupus eritematoso sistémico, la espondilitis anquilosante (rigidez en la columna en hombres). En las enfermedades reumáticas degenerativas influyen varios factores, como la edad, la genética, el tipo de actividad física, ejercicio o trabajo que se haya desarrollado por mucho tiempo.


Por otro lado, están las metabólicas, como la osteoporosis, en la que el hueso se descalcifica; y las enfermedades del aparato locomotor, por ejemplo, traumáticas o de origen mecánico, en la que una parte del cuerpo se lesiona por haber hecho una carga desproporcionada y brusca o por haber hecho una mala postura en forma brusca (tendinitis y bursitis).

Según la Asociación de Reumatología de El Salvador, las enfermedades reumáticas que más atención se merecen en el país son aquellas que pueden representar gravedad, lesión, discapacidad física o invalideces, en este caso, las inflamatorias o autoinmunes, como la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico.


Mucha atención
Aragón aclara que el proceso de degeneración de las articulaciones (artrosis u osteoartritises) es irreversible, pero sí, se puede modificar la velocidad a la que estas se vayan degenerando: “El principal factor de riesgo para que se padezca de una enfermedad degenerativa es la edad. Con el envejecimiento, las articulaciones envejecen también, se deforman y se comienzan a sentir molestias como la falta de movilidad. En el caso de la osteoartritis, el factor de riesgo es también la edad, pero hay otros factores que pueden acelerar este proceso degenerativo, como la obesidad (hay sobrecarga de peso en el cuerpo, afectando, especialmente la columna, rodillas y pies)”, sostiene Aragón.

En el tratamiento de las enfermedades reumáticas intervienen diferentes especialistas que tienen que ver con el aparato locomotor, entre ellos, el reumatólogo, el fisiatra (especialistas en rehabilitación física) y el traumatólogo u ortopeda (especialista en diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y prevención de lesiones y enfermedades del sistema musculo-esquelético del cuerpo humano).

Llamado de alerta
Algunas personas están más propensas a padecer una enfermedad reumática, como quienes realiza labores manuales, las secretarias, costureras o artesanos o cocineros, entre otros.

La reumatóloga mexicana Maricarmen Amigo agrega que “las enfermedades reumáticas las pueden padecer desde los niños hasta los ancianos, por eso es importante que cuando la personas experimenten dolor en alguna parte de su cuerpo, sobre todo, en articulaciones, haya hinchazón o se quedan inmovilizadas, le aparezcan bultos o se comience a deformar, consulten con un médico reumatólogo”, puntualiza.

De igual manera, Aragón enfatiza en la importancia de que las personas estén conscientes de los peligros de la automedicación.

“Un fármaco puede traer consecuencias negativas si no es recetado por un especialista. No recomendamos probar con productos naturales que ofrezcan maravillas o terapias como la picadura de abejas porque no se ha comprobado científicamente que sean efectivos para el tratamiento de determinada enfermedad reumática y, por el contrario, puede agravar la salud del paciente”, concluye Aragón.

1 comentario:

lupus dijo...

El lupus es una enfermedad reumática sistémica y crónica, afecta a las articulaciones, los músculos, riñones, la piel, el corazón o el cerebro, es por ello que en medicina al lupus se le conoce como enfermedad sistémica.